“La tormenta perfecta” se cierne sobre el sector inmobiliario en Baleares

“La tormenta perfecta” se cierne sobre el sector inmobiliario en Baleares

Los promotores inmobiliarios advierten que a medio plazo no habrá vivienda asequible para comprar y alquilar a causa de la falta de suelo y la falta de financiación para los compradores

Los promotores inmobiliarios alertan sobre la situación del mercado en Baleares y advierten que se puede producir “la tormenta perfecta” si no se ponen los medios para la utilización racional de los recursos disponibles y se plantean racionalmente las ciudades para reconstruir sobre lo construido y sin utilizar más territorio. Insisten en que si no se cambian las reglas del juego no habrá a medio plazo disponibilidad de viviendas para la compra o el alquiler a precios razonables para la mayoría de la población.

Así lo han puesto sobre la mesa aprovechando la presentación de la memoria del año 2017. Para los promotores los síntomas que hacen presagiar esta tempestad son diversos. Por una parte argumentan que el suelo es cada vez más escaso y más complicado de tramitar. Es más, aseguran que las administraciones no están actuando para favorecer la disponibilidad de suelo y la obtención de viviendas asequibles.

Por otro lado exhiben como argumento la inseguridad jurídica que “no hace más que dificultar o eliminar la puesta en marcha de proyectos que, además de generar crecimiento económico y empleo, cumplen el cometido de proporcionar vivienda digna”.

Además, en el camino se indica que el crédito aún está muy limitado no por parte del promotor que si encuentra apoyo bancario sino para el comprador de la vivienda que, además no cuenta con ayudas públicas.

Según el presidente de los promotores Luís Martín y el vicepresidente Oscar Carreras “al haber parado durante años la edificación de viviendas de primera residencia para jóvenes familias monoparentales y vivienda protegida existe un mercado con insuficiente vivienda de segunda mano destinada al alquiler. Además de escasa esta es cara”.

Eso si, los promotores aseguran que no estamos en una burbuja ni siquiera en sus inicios ya que no hay exceso de financiación y el capital invertido por los promotores es muy importante pero la demanda es superior con mucho a la oferta.

Redacción Economía de Mallorca

2018-02-23T09:30:06+00:00 Sin categoría|